Consejos para cambiar de smartphone y no gastar de más

Cada cierto tiempo tenemos que pasar por la situación de cambiar de smartphone y comprar uno nuevo, ya sea por avería o porque ya no funciona como debería. Independientemente del motivo, cambiar de smartphone no es una decisión que se deba tomar a la ligera debido al precio que suelen tener estos dispositivos en la actualidad. Precisamente por esto, antes de decidirse por uno o por otro, es preciso parar a pensar ciertas cosas para no gastar más dinero del que deberíamos.

En el caso de que estéis pensando en cambiar de smartphone, a continuación os compartimos algunos consejos que pueden seros de gran utilidad para no gastar de más.

Definir bien nuestro presupuesto

Lo primero que deberíamos hacer, es definir bien el presupuesto que nos queremos gastar en nuestro nuevo terminal, es decir, poner un toque del que no poder pasar, pero siempre teniendo en cuenta la gama donde nos queremos mover. Esta es la forma más eficaz de no gastar de más. Todo lo que sea no pasarse de ese presupuesto, será un dinero que podremos destinar a cualquier otra cosa.

Dejar de lado las compras impulsivas

Comprar por impulso no es recomendable, ya no solo a la hora de comprar un nuevo smartphone, sino para cualquier otra cosa. Las personas tendemos a querer siempre lo mejor, pero eso se paga. Si una marca lanza un modelo con 12 GB de RAM, lo más fácil es que tú lo quieras, pero hay que parar a pensar si realmente vale la pena pagar de más por algo que lo más seguro que no le saquemos ningún rendimiento. Mantener la mente fría puede ser nuestro gran aliado a la hora de realizar cualquier compra.

Aquí también podemos destacar lo importante de ser pacientes. A no ser que te urja mucho tener un nuevo terminal, es recomendable tener paciencia y esperar a encontrar algún chollo.

Pensar en el uso que le vamos a dar

Otra de las cosas importantes que debemos tener claro a la hora de adquirir un nuevo teléfono móvil, es definir bien el uso que le vayamos a dar. No es lo mismo un terminal que únicamente utilizaremos para llamar o comunicarse mediante WhatsApp o cualquier otro programa, que un smartphone que utilizaremos para trabajar, editar fotografías o vídeo. En este último caso, si que se necesitaría un modelo más potente para que todo vaya más fluido.

Como ya hemos comentado anteriormente, ¿por qué pagar de más por algo que no vamos a utilizar?

Un móvil con una buena batería

Hay que pensar el teléfono móvil nos tiene que durar, como mínimo, un par de años. Ya que es un gadget que utilizamos a todas horas, es importante que cuente con una buena batería que ofrezca mucha autonomía. De esta forma, aunque con el paso del tiempo se vaya deteriorando, notaremos menos el paso del tiempo, manteniendo todavía una buena duración.

Buscar financiación para la compra

En el caso de no disponer, en ese momento, de dinero para cambiar el teléfono móvil los microcreditos pueden ser de gran ayuda. Se trata de un producto con el que conseguir liquidez de forma rápida y sencilla, realizando todo el proceso desde casa. Un proceso donde solo será necesario indicar el dinero que se solicita y el tiempo de devolución, además de demostrar que se cuenta con ingresos para hacer la devolución. Si se cumple con estos requisitos, se podrá tener el dinero en nuestra cuenta en cuestión de horas.

No gastéis de nunca de más a la hora de cambiar de smartphone. No es recomendable pagar por algo que a lo que no le sacaremos partido.

Ir arriba